Periodo de adaptación

En nuestra escuela, la incorporación al centro, se lleva a cabo de forma gradual, mediante un periodo de adaptación que se extiende a lo largo de dos semanas.

Este periodo de adaptación es obligatorio para todos los niños, realizándose durante el primer mes de asistencia al centro y en cada curso escolar.

Este curso escolar 2018/2019, comenzaremos el lunes 10 de septiembre y se extenderá hasta el viernes 21 de septiembre. Comenzamos con grupos pequeños y progresivamente se amplia el número de niños hasta completar el grupo-clase. Los primeros días permanecen en el centro una hora, seguimos con una hora y media y vamos ampliando el horario hasta llegar a las tres horas.

El periodo de adaptación es el tiempo que tarda un niño en estar a gusto en un nuevo entorno y con personas nuevas. Cada niño tiene una personalidad propia, una familia, un momento madurativo y afectivo distintos, por lo que su proceso de adaptación también será distinto.

Pueden surgir dificultades en esta adaptación que pueden manifestarlas:

  • Exteriorizándolo: llorando, expresando verbalmente, negándose a participar en actividades, juegos, siestas, comidas…
  • Interiorizándolo: cambios en el comportamiento, falta de apetito, descontrol de esfínteres, falta de sueño…

No sólo los niños viven este periodo, los padres también sentís inseguridad y angustia por la separación de vuestro hijo y las profesoras ya que, es un periodo en el que os vamos conociendo y debemos amoldarnos a las peculiaridades y personalidades de vuestros hijos.

No existe una receta mágica que haga que los niños entren felices y contentos a la escuela infantil, pero si hay algunas recomendaciones y pautas que pueden seguirse para tratar de ayudar a los niños en este proceso.

  • Vuestra actitud es muy importante. es necesario no actuar con inseguridad, duda o culpabilidad.
  • Adaptar las horas de sueño, de alimentación y otras rutinas diarias al horario que permanecerá en el Centro.
  • Despedidle con afecto, sin esconderse ni mentirle.
  • No alargar las despedidas en exceso.
  • Procurad que la asistencia sea continua, que falte solo en caso de enfermedad o causa justificada. Las ausencias dificultan la adaptación.
  • Comprended su ansiedad y tened paciendia.
  • Intercambiad con su profesora toda la información que facilite un mayor conocimiento del niño.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *